Republica Dominicana
  • Está aquí:  
  • Inicio /
  • Noticias /
  • Con varios actos efectuados en la Ciudad Colonial, cumpliendo con el protocolo sanitario, el Instituto Duartiano conmemoró este martes el 208 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte.

Con varios actos efectuados en la Ciudad Colonial, cumpliendo con el protocolo sanitario, el Instituto Duartiano conmemoró este martes el 208 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte.

Con varios actos efectuados en la Ciudad Colonial, cumpliendo con el protocolo sanitario, el Instituto Duartiano conmemoró este martes el 208 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte.

 

 

El presidente del Instituto Duartiano considera que, contrario a la queja de muchos, la
figura de Duarte es cada vez más valorada por el pueblo dominicano, toda vez que en los
últimos tiempos las escuelas, colegios y las redes sociales están ofreciendo detalles sobre
las distintas facetas de vida de esta extraordinaria figura, aunque es necesario hacer
mayores esfuerzos d difusión.


El doctor Wilson Gómez Ramírez aseguró que no ha habido ningún momento en la historia
de nuestro país donde se haya visto en peligro la soberanía nacional que no haya emergido
con fuerza la rectitud, la moral y la vergüenza de la figura del Padre Fundador Juan Pablo
Duarte y Díez.


Los momentos actuales no serán la excepción, tenemos que responden al chantaje a gran
escala que hay montado en el país y que se revela cuando llaman “ultranacionalista” a todo
dominicano que vuelve la mirada al contenido del artículo 6° de proyecto de Ley
Fundamental o Proyecto de Constitución de Duarte, el cual establece que “Siendo la
Independencia Nacional la fuente y garantía de las libertades patrias, la Ley Suprema del
Pueblo dominicano es y será siempre su existencia política como Nación libre e
independiente de toda dominación, protectorado, intervención e influencia extranjera (…)”.
En ese importante proyecto de Constitución política del Estado, el patricio recalcó en el
artículo 18 que “La Nación dominicana es libre e independiente y no es ni puede ser jamás
parte integrante de ninguna otra Potencia, ni patrimonio de familia ni persona alguna propia
ni mucho menos extraña”.


La Constitución de la República actual ha recogido con singular fidelidad estas claras y
contundentes ideas del Padre de la Patria y Fundador de la República al consignar en el
artículo 3 que “La soberanía de la Nación dominicana, Estado libre e independiente de todo
poder extranjero, es inviolable. Ninguno de los poderes públicos organizados por la
presente Constitución puede realizar o permitir la realización de actos que constituyan una
intervención directa o indirecta en los asuntos internos o externos de la República
Dominicana o una injerencia que atente contra la personalidad e integridad del Estado y de
los atributos que se le reconocen y consagran en esta Constitución. El principio de la no
intervención constituye una norma invariable de la política internacional dominicana”.


Ningún pueblo en América ha tenido que librar tan duras luchas para preservar su soberanía
como el dominicano; pero este aprendizaje impedirá que se pueda comprometer la
soberanía dominicana, poco importa las formas sofisticadas a las que hoy se recurre, pues
son muchos los dominicanos y dominicanas que están de pie, que se arrodillarán jamás a las
pretensiones de hacernos renunciar a pertenecer al concierto de pueblos libres y soberanos.



Comparte y comenta





Tamaño letra

Contraste

Otros